Creando

Limpia tu cocina en 20 minutos, ¡yo te digo cómo!

Es increíble todo lo que puedes lograr con un poco de disciplina. Dedícale 20 minutos diarios y el fin de semana podrás descansar como mereces.

Sigue esta pequeña rutina de limpieza para tener una cocina de 10. ¿Estás lista? ¡Toma nota de mis consejos!

Lunes de cochambre

Inicia la semana limpiando todo el cochambre acumulado en la estufa. Para una limpieza más efectiva, te recomiendo agregar un poco de vinagre blanco al jabón que usas normalmente. Humedece una esponja y verás que esta mezcla arrebata el cochambre con facilidad. En menos de media hora dejarás la estufa reluciente.

Martes de horno de microondas

El horno es el electrodoméstico que más usamos en la cocina. Si le dedicamos unos minutos, lo mantendremos como se merece. Consigue un atomizador, llénalo con agua y agrega cuatro cucharaditas de bicarbonato de sodio. Rocía el interior y el exterior del horno. Deja actuar durante 10 minutos y quita la mugre con una esponja húmeda. Tu horno estará como nuevo en un abrir y cerrar de ojos.

Miércoles de refrigerador

Primero, dedica cinco minutos para limpiar la parte exterior con un trapo húmedo. Ahora, vacía su interior y aprovecha para sacar los alimentos que ya no sirvan. Como hiciste con el horno, rocíalo con el atomizador con agua y bicarbonato. Limpia la mugre acumulada con un trapo y asegúrate de regresar sólo los alimentos que todavía sirvan.

Jueves de ollas y sartenes

Aunque fregar los trastes es una tarea diaria, las ollas y sartenes requieren una limpieza más profunda. Dedica este día para quitarles todo el cochambre acumulado. Solo necesitas agregar un chorrito de vinagre blanco al jabón para que la mugre se vaya en minutos. Remójalos durante 10 minutos en esta solución y verás que una pasada con la esponja remueve toda la mugre.

Viernes de pisos

Para cerrar la semana, vas a darle una barrida y una trapeada a los pisos de la cocina. Aprovecha para pasar un trapo sobre las superficies de la cocina y luego dale una buena barrida al piso. Prepara una cubeta con limpia pisos y un chorrito de cloro. Dale dos pasadas y listo, habrás terminado la misión de la semana.

“Divide y vencerás”, dice el dicho. Con esta rutina de limpieza diaria, evitarás pasar horas en la cocina. Organízate y elige el momento del día que más te convenga para mantenerla bajo control todo el tiempo.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cerrar