CreandoMi familia

¿Tus hijos crecieron? Adapta su habitación con mis consejos

El tiempo vuela y más cuando se trata de los hijos. Un día te caben en un brazo y, cuando menos te lo esperas, te salen con que ya no les gusta su cuarto porque parece de niño chiquito.

Si esto te está pasando o crees que está a punto de pasarte, sigue mis consejos para adaptar la habitación de tus hijos cuando crecen.

Habla con ellos

Siéntate a hablar con tus hijos acerca de cómo les gustaría que fuera su habitación. Involúcralos en cada etapa de la remodelación para que sean ellos quienes decoren su propio cuarto con tu guianza.

Escombra la habitación

Seguramente hay muchos juguetes, adornos y pósters que tus hijos ya no van a querer tener ahí. Es hora de hacer con ellos una limpia de todas esas cosas y decidir si las van a donar, vender o tirar.

Elijan un color neutro

Las habitaciones de los bebés y niños pequeños suelen ser muy coloridas pero, cuando los niños crecen, lo mejor es elegir un color neutro para las paredes y el techo, ya que durará mucho más y ellos tendrán más flexibilidad para decorarlo.

Adapta los muebles

Fíjate cuáles muebles pueden ser adaptados para darles una nueva vida. Por ejemplo, una mesa pequeña puede convertirse en un buró, o una camita puede convertirse en un lindo sofá.

Hagan un “altar”

Reserva un pequeño espacio en el cuarto para montar un “altar” con unas cuantas cosas que le recuerden a su infancia. Puede ser una foto de ellos, su juguete favorito, un dibujo que colorearon, etc. Así, tanto ellos como tú podrán recordar siempre cómo eran de niños y lo que les gustaba.

Disfruta a tus pequeños en las diferentes etapas de la vida y ayúdales a crear un espacio dentro de la casa en el que se sientan a gusto. Con estos consejos para adaptar el cuarto de tus hijos cuando crezcan, estás más que preparada para hacerlo.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cerrar