Monedero familiar

¿Qué necesitas para hacer una compra en línea?

Si ya tienes ganas de hacer tu primera compra en línea pero quieres saber qué es exactamente lo que necesitas para hacerla, has llegado al lugar correcto. Como yo ya llevo un rato haciendo mis compritas desde el celular, he aprendido una que otra cosa sobre el tema.

Te cuento, con santo y seña, qué es lo que necesitas para hacer una compra en línea. Pon atención y anímate a hacer tu primera compra, verás que es divertido y muy seguro.

Buscar los artículos

Lo primero es asegurar que lo que quieres comprar está disponible. Busca el artículo en Google o directamente en la página de la tienda en donde crees que lo pueden tener.

Las tiendas en línea tienen un método parecido al del súper, en el cual vas agregando artículos a tu “carrito” y, al final pasas a la “caja” a pagar. En este caso, todo es virtual, pero te lo digo para que sepas que puedes apretar el botón del carrito y seguir añadiendo cosas hasta que estés lista para pagar.

Verificar que el sitio es seguro

La señal que no falla es el candadito al principio de la dirección del sitio en donde estás comprando. También fíjate en que la dirección empiece con las siglas “https” y no nada más “http” (la “s” quiere decir que el código de la página está protegido contra posibles ciberataques.

Independientemente de estas señales, te recomiendo seguir tu intuición. Procura no comprar en sitios nuevos o que tengan pinta de ser poco confiables. Cuando vayas a hacer compras en línea, que sea de tiendas establecidas y conocidas, de preferencia.

Tarjeta de crédito o débito

Las tarjetas son el principal método de pago para las compras en línea. Si utilizas una de crédito, es importante que recuerdes pagar lo que corresponde antes del próximo corte, para que tu deuda no se infle de más. Yo, En lo personal, te recomiendo pagar con tarjeta de débito, pero ojo, no todos los establecimientos y tiendas las aceptan. Te van a pedir datos como: domicilio de la tarjeta, fecha de expiración y número de seguridad.

Hay otros métodos de pago, como PayPal o Google Wallet. Si tienes cuenta en una plataforma así, ¡úsala! Lo bueno de este método es que no proporcionas tu información bancaria a cada uno de los sitios en donde haces compras en línea. Al contrario, solo tienes que dársela al operador una vez y ellos la protegen, tú sigues comprando cuando quieras.

¡Ahora sí estás lista para hacer tu primera compra en línea! Disfruta de los beneficios de esta forma de comprar, eso sí, ten mucho cuidado de no dejarte llevar por la emoción y terminar comprando de más, adminístrate muy bien y concéntrate en pedir solo aquello que necesitas. ¡A comprar!

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cerrar