Siéntete bien

Convierte tu baño en un spa casero

Tal vez la idea de ir a un spa te suene como a un lujo innecesario pero ¿y si te dijera que puedes tener tu propio spa en el baño de tu casa?

Aquí tienes algunas ideas para convertir tu baño en un spa casero, ¡es más fácil de lo que crees!

Ordena el espacio

Lo primero que tienes que hacer es ordenar el espacio y deshacerte de todo lo que sobre. Guarda y ordena todo en cajones y repisas, tu lavabo debe estar completamente limpio y vacío, salvo por un jabón de manos y quizá una toalla a tu alcance.

Colecciona jabones

¿Hace cuánto que no compras un jabón especial? Me refiero a un jabón que tenga un aroma que te encante, o que contenga algún ingrediente que ayude a restaurar tu piel. Comienza a coleccionar jabones así y, con el tiempo, te causará placer tan solo ver tu colección. También aplica para lociones y cremas humectantes.

Deja por ahí una bocina

¡No sería un spa sin música relajante! Deja una bocina permanentemente en tu baño y, antes de meterte a bañar, pon música que te relaje y te haga feliz, ¡no importa el género!

Añade plantas

Las plantas son buenísimas para darle un toque más relajante a cualquier espacio. Intenta combinar unos cactus, unas suculentas, unos helechos y tal vez algunas flores. ¡Verás cómo tu baño se transforma!

Velas aromáticas

Piensa en cómo te gustaría que oliera tu baño mientras disfrutas del agua caliente. Casi cualquier esencia está a tu alcance gracias a las velas aromáticas, solo elige tus favoritas y enciéndelas antes de darte un baño.

Aquí entre nos, la vida de mamá implica mucho trabajo y es normal que nos cansemos. Te mereces tener algún momentito en la semana en donde puedas solamente relajarte y disfrutar un tiempo contigo misma. Convierte tu baño en un spa casero y podrás tener este momento.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cerrar