CreandoMonedero familiar

Divertidas alcancías para juntar tu morralla

¿Has pensado qué podrías comprar si juntaras la morralla de un mes? Si, en lugar de guardarla en el bolsillo, la metieras a una alcancía, ya tendrías ahorrado un dinerito.

Te comparto estas ideas para hacer divertidas alcancías con materiales fáciles de conseguir.

Alcancía de tortuga

Para hacer esta alcancía, vas a necesitar: una botella verde vacía, como las que se usan para los refrescos de sabor lima-limón; un poco de fomi, también conocido como “goma Eva”; tijeras y navaja o cuchillo; plumones; pegamento.

Delinea el cuerpo de la tortuga en el fomi y recorta para que quede en la forma que aparece en la foto. Decora con plumón las patas y la cabeza de la tortuga. Recorta el fondo de la botella, será el caparazón y el lugar en donde se guarda el dinero. Con la navaja, haz una hendidura en la parte de arriba por donde quepan las monedas. Con pegamento, pega el caparazón al cuerpo de la tortuga. ¡Listo!

Si quieres, con hilo y un botón, puedes añadir un último detalle decorativo como el que ves en la foto.

Alcancía de cerdito

Para hacer esta alcancía, necesitas: una botella de plástico mediana, de unos 500 o 600 mililitros; pinturas de acrílico y un pincel; papel y colores; pegamento; navaja y tijeras; taparroscas adicionales.

Con la navaja, haz una hendidura en el punto medio de la botella para que entren por ahí las monedas. Elige un color para el cuerpo de tu cerdito y otro para la nariz –deben ser colores que contrasten al estar juntos. Pinta el cuerpo de la botella y cuatro taparroscas del mismo color y una taparrosca del otro color. Ponlos a secar.

Dibuja y colorea los ojos, las orejas y el hocico del cerdito en papel. Cuando hayas terminado, recórtalos. Cuando esté seca la pintura, coloca la taparrosca que es de otro color en la boca de la botella y pégale encima el papel de la nariz. Pega los ojos y las orejas al frente de la botella y las otras cuatro taparroscas en la parte de abajo, para que sean sus patas. ¡Listo!

Aprende a hacer tu propia alcancía casera y ve juntando esas moneditas de uno, cinco y diez pesos que siempre andan flotando por ahí. Verás que, después de un tiempo, juntas un guardadito.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cerrar