Siéntete bien

Alivia los dolores de espalda con estos masajes especiales

Nada como un buen masaje para aliviar ese dolor de espalda que no te deja en paz. Pídele a alguien de confianza que te lo dé y luego tú puedes regresarle el favor. Así, los beneficios de disfrutar un buen masaje serán mutuos.

¿Qué necesitas?

Una manta
Aceite para masaje o crema
Una toalla
Una almohada o un cojín

Prepara el espacio

Antes de comenzar, cubre el colchón o el sillón donde te darán el masaje con la sábana para evitar manchas de aceite. Ahora, coloca la almohada o el cojín en el extremo donde apoyarás la cabeza. Finalmente, cubre tu cuerpo con la toalla y acuéstate boca abajo.

Relaja la espalda con crema o aceite

La persona que te ayude a hacer el masaje debe esparcir 10 gotas de aceite o de crema sobre tu espalda. Con las manos abiertas, debe frotar con movimientos largos y parejitos. El truco es comenzar en la parte baja de la espalda, subir poco a poco hacia el corazón e ir aumentando la presión de las manos gradualmente hasta calentar los músculos. Continúen así durante tres minutos más.

Usa la técnica del amasamiento

Ideal para mejorar la circulación de la sangre, esta técnica requiere de movimientos circulares cortos y de una mayor presión en la espalda. Es importante comenzar de la cintura hacia arriba y continuar durante un periodo de dos a cinco minutos.

Tip: en este masaje se pueden usar los dedos, los nudillos o las palmas de las manos, siempre y cuando los movimientos sean circulares.

El abanico

Inicia apoyando los pulgares en la parte superior de la espalda y sigue con movimientos descendentes hacia los pies. Ahora, los pulgares se colocan debajo del cuello para aplicar el mismo movimiento. Para finalizar, hay que masajear ambos lados de la columna vertebral, con los pulgares extendidos, presionando suavemente hacia la parte baja de la espalda.

Ojo: es importante masajear sólo los músculos de cada lado de la columna vertebral, pero nunca sobre la columna directamente.

Recuerda que tu cuerpo requiere descanso y relajación para funcionar correctamente. Cada quince días alterna con la persona que elijas y practiquen estos masajes que te enseñé. Si es con tu pareja, podrán vivir nuevas experiencias. ¡Tu cuerpo te dará las gracias y te sentirás mucho mejor!

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cerrar