Siéntete bien

Limpia las coladeras de tu hogar con mis remedios

Uno de los problemas más comunes en casa es cuando se tapan las coladeras del baño y/o de la cocina. Con el paso del tiempo, ahí se acumulan restos de jabón, cabellos, comida, etc., y es necesario eliminarlos para evitar inundaciones y malos olores. Te comparto algunos remedios caseros para limpiar las coladeras tú misma.

Limpieza de rutina

Cuando se trata de residuos superficiales, bastará con que quites las rendijas de la coladera con un destornillador para hacer una limpieza manual. Quita los tornillos de cada lado y quita la rejilla con unas pinzas.

Cubre tu mano con una bolsa de plástico como si fuera un guante y despeja toda la suciedad que encuentres. Coloca la rendija de nuevo, atornilla y listo.

Limpieza casera

Una solución muy sencilla y económica es combinar agua y sal. Pon a hervir un vaso de agua y agrega 250 gramos de sal. Vierte la mezcla bien caliente en el drenaje y déjala reposar toda la noche. Por la mañana estará súper limpia y sin olores.

Bicarbonato + vinagre = coladera limpia

Este remedio es súper efectivo. Simplemente echa 4 cucharadas de bicarbonato en la coladera y vierte media taza de vinagre. Comenzará a burbujear de inmediato, ¡lo cual está perfecto!

Déjala actuar durante media hora y al finalizar vierte medio litro de agua caliente para asegurarte que se haya destapado la coladera.

Limpieza profunda

Cuando se trata de un problema muy grave, lo mejor es utilizar sosa cáustica en la coladera. Esta sustancia desaparece todo tipo de residuos y es muy efectiva. Disuelve los cristales de sosa en un vaso de agua y vierte la mezcla directo en la coladera.

Ten mucho cuidado y evita el contacto directo con la piel. Deja que haga su trabajo toda la noche y por la mañana echa agua muy caliente para asegurarte que haya quedado libre la tubería.

Mejor prevenir que lamentar

Como dice el dicho, la mejor manera de evitar que tus coladeras se tapen es evitando que se acumulen los desechos. Una manera de hacerlo, es instalando una malla de alambre encima que la proteja. Corta el pedazo de malla del tamaño de la coladera y sujétala con los mismos tornillos. Así, evitarás que caigan restos de cabello, jabón, comida, grasas, etc., al drenaje.

Con estos remedios caseros, estoy segura que ya no sufrirás de los problemas que causa una coladera tapada. Si tienes algún remedio que quieras compartir con nosotras, puedes hacerlo abajo en el área de comentarios: ¡todas te lo agradeceremos!

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cerrar