Recetario

Receta de pozole blanco y mis secretos para que quede delicioso

El pozole blanco, herencia del estado de Guerrero, es uno de los platillos mexicanos más deliciosos y nutritivos que existen. Aquí te digo cómo prepararlo para que sorprendas a tus invitados en la próxima comida familiar o de amigos.

Esto es lo que vas a necesitar para hacer 8 porciones:

    • 1 Kg. de maíz pozolero (cacahuacintle).
    • 2 Litros de agua.
    • 1 Cabeza de ajo.
    • 1 Cebolla blanca.
    • 1 Pizca de comino.
    • 2 Clavos de olor.
    • 6 Granos de pimienta.
    • 2 Litros de caldo de pollo o res.
    • 3 Kg. de carne de cerdo mixta, cortada en trozos.
    • Sal.

Tip de Mamá Lucha:

Agrega una ramita de hierbas de olor para que todo el pozole adquiera un suculento aroma. Te sugiero amarrarlas con hilio de mecate para retirarlas fácilmente.

Empezamos por reventar el maíz

Lo primero es lavar el maíz y colarlo. Luego, ponlo a hervir en una olla junto con el agua, el ajo, la cebolla, las especias y las hierbas de olor. Cocina hasta que el maíz reviente, como si fueran palomitas.

Tip de Mamá Lucha:

Lo más importante para lograr el mejor pozole es la calidad de tu maíz. Así que te recomiendo que pruebes antes hasta que encuentres el de mejor sabor.

Después, la carne y el sabor

Agrega el caldo, la carne y sazona con sal (es muy importante que solo le eches sal hasta este punto, no antes). Baja la flama a fuego medio y cocina hasta que la carne esté cocida, pero firme.

Saca la carne de la olla y córtala en trozos más pequeños. Vuelve a ponerla en la olla y retira todo lo demás (el ajo, las hierbas, la cebolla y la pimienta). Revisa si necesita un poco más de sal. Baja la flama a fuego lento hasta que la carne esté completamente suave. Retira del fuego.

Tip de Mamá Lucha:

Otro tip es agregar medio kilo de cabeza de puerco en el caldo para darle un buen sabor, puedes retirarla cuando la carne se haya cocido. Para esto, lo mejor es envolverla en tela de gasa y amarrarla con hilo de mecate.

El toque final

Ahora, ¡ojo! El pozole se sirve con una serie de guarniciones, así que hay algunas cositas más que vas a necesitar para poder servirlo como Dios manda:

  • 1 Cebolla, picada.
  • 6 Rábanos en rodajas.
  • Orégano, puede ser un traste pequeño lleno.
  • Chile piquín molido.
  • Limones.
  • Lechuga, picada bien finita.
  • Tostadas.
  • Crema.

Ahora sí, tus invitados estarán listos para darse gusto. Con esta receta de pozole blanco no hay fallo así que, piensa bien si no prefieres hacer el doble porque ¡todos van a querer repetir!

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cerrar