¡A cocinar!Fechas especiales

Consiente a tu pareja con este menú especial de San Valentín

¿Quieres hacer de San Valentín algo especial? Una de las mejores maneras de hacerlo es tomarte el tiempo de cocinar una deliciosa cena para consentir a tu pareja. La oportunidad perfecta para decirle que lo amas con un detalle especial. 

Te comparto un menú especial de San Valentín que lo conquistará por completo. ¡Hasta te pedirá que te cases con él otra vez!

Primer tiempo: tapas al gusto

La idea de este platillo es que cada quien se sirva una “tapa” o rebanada de pan a su gusto. 

Lo primero es hacer el alioli. Coloca en una licuadora: una taza de aceite de oliva, un huevo, dos dientes de ajo, una pizca de sal y medio limón. Licúa hasta tener una salsa parejita. 

Luego, corta un aguacate en rebanadas, acomódalas en un cuarto del plato en el que vayas a servir. Completa el plato con rebanadas de: queso panela, jitomate y baguette. Pon el alioli en el centro y pasa un chorrito de aceite de oliva por el resto de los ingredientes del plato. ¡Listo! 

Segundo tiempo: risotto de hongos

En un sartén, pon a calentar una cucharada de mantequilla y una de aceite de oliva. Agrega media cebolla picada y cocina hasta que esté traslúcida. Agrega una cucharadita de ajo y cocina por otros dos minutos. Añade 200 gramos de tus hongos favoritos y saltéalos en la mantequilla hasta que estén doraditos. 

Agrega media taza de vino blanco y súbele al fuego. Cocina hasta que todo el vino se evapore. Añade una taza de arroz y deja que se caliente un poco en la mezcla. Añade una taza de caldo de pollo y cocina hasta que se absorba, moviendo con la cuchara todo el tiempo. Añade una taza más de caldo y repite. Por último, agrega ⅓ de taza de queso parmesano rallado, revuelve y sirve calientito. 

Tercer tiempo: pollo a la mermelada

En un tazón, revuelve: media taza de caldo de pollo, una cucharada de vinagre, una cucharada de mermelada de naranja, media cucharadita de mostaza y media cucharadita de fécula de maíz

Salpimienta dos pechugas de pollo. Calienta un poco de aceite en un sartén y pon a cocinar las pechugas, hasta que estén doradas por ambos lados. Retira del fuego y reserva en papel aluminio. 

Saltea una cebolla amarilla picada en una cucharada de mantequilla hasta que esté transparente. Añade tu mezcla de caldo de pollo, revuelve y lleva a hervor. Cuando hierva, reduce el fuego y añade las pechugas. Cocina unos minutos por ambos lados. Retira del fuego y añade ralladura de naranja.

Cuarto tiempo: fresas con chocolate

Este postre será la parte más fácil de todo el menú y pueden aprovechar para tener un momento romántico y darse de comer uno al otro con la mano. 

Derrite 200 gramos de chispas de chocolate o chocolate para repostería en una olla pequeña. Coloca la olla en la mesa y provee las fresas y unos palillos para pincharlas. Metan las fresas en el chocolate derretido y disfruten. 

También te puede interesar:

Todo para preparar la noche más romántica

Planes románticos que no requieren mucho dinero

Actividades en pareja: 5 clases que puedes tomar con tu marido

Publicaciones relacionadas