Creando

Convierte cajas de jugo usadas en una linda casita para guardar té

La próxima vez que te termines un jugo de caja, ¡no tires la caja de cartón a la basura! Tengo un proyecto para ti en el que no solo podrás reciclar estos empaques sino que, además, podrás crear algo lindo para embellecer tu cocina. 

Checa esta manualidad con cajas de jugo y convierte la basura en una bonita casita para guardar sobres de té. ¡Es muy fácil!

Materiales

  • 2 cajas de jugo vacías y limpias
  • Marcador negro
  • Cúter
  • Pegamento
  • Papel decorado
  • Brocha pequeña
  • ¼ pliego de cartulina blanca
  • Cartón (un trozo de unos 30 x 30 cm es suficiente)
  • Perlas de plástico adheribles
  • Pistola de silicón
  • Pintura vinílica color blanco
  • Pincel
  • Encaje
  • Tijeras
  • Tabla de madera 

Instrucciones

Levanta las orillas laterales de las cajas de jugo (los triangulitos que se despegan hacia arriba). Con el marcador, traza un triángulo en forma de pirámide en las partes laterales de una de las cajas (la punta o cima de este triángulo debe de llegar al límite superior de la caja, justo en la base de la orilla levantada).

A la altura de la base del triángulo que marcaste, traza otra línea horizontal que corra a través de las partes frontal y trasera de la caja. Repite el proceso en la otra caja, pero traza el triángulo y la línea horizontal unos tres centímetros más abajo que en la primera. Con el cúter, recorta los contornos trazados. Usando el mismo marcador y cúter, recorta espacios para las ventanas y entradas a cada casita en la parte frontal.

Con ayuda de la brocha y el pegamento, forra las casitas con el papel decorado. Con el cúter, despeja las ventanas y puertas. Pega las perlas en el borde de las puertas. Con la cartulina, traza y recorta dos ventanas a la medida de las aperturas de tus casitas y pégalas ahí con silicón.

Usa el cúter para hacer dos techos de dos aguas. Para esto, recorta dos recuadros (deben ser un poco más largos que las cajas, aproximadamente 13 x 11 centímetros). Luego, con el cúter, haz un corte superficial que atraviese cada recuadro justo por la mitad, a lo largo. Ten cuidado de no partir el recuadro, solo queremos que se pueda doblar, ¡no que se rompa! Con el cartón que te ha sobrado, traza y recorta dos triángulos cuyas bases midan 5 cm. Dobla ligeramente tus techos, inserta los triángulos a la mitad de cada uno por adentro y pégalos en esta posición con el silicón (servirán para fijar los techos). Cuando haya secado el silicón, pinta el exterior de los techos con la pintura vinílica. 

Pega el encaje alrededor del borde de los techos con ayuda de silicón y recorta con las tijeras el sobrante. Úsalo también para pegar la base de ambas casitas a la tabla de madera, una junto a la otra para formar la casa final. Coloca los sobres de té en el interior de ambas cajas y tápalas con sus techos de cartón. ¡Listo!

Como ves, es súper fácil crear una casita para guardar el té con un par de cajas de jugo y un poquito de creatividad. Diviértete creando tus propios diseños y agregando cosas nuevas a esta idea. ¡Cuéntanos cómo te fue! 

También te puede interesar:    

5 manualidades que tus hijos pueden hacer con materiales caseros

Hermosas manualidades de animalitos para hacer con tus hijos

¡Chu, chu! Enséñales a crear un tren con botellas de plástico


¡Califica esta nota!

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars 1 votos
Loading...
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Cerrar
Cerrar